El Fuego en la Oración – Luis Marroquín

Como hijos de Dios , tenemos su autoridad para cambiar una situación, lo cual ocurre a través de la oración. Este domingo Luis Marroquín nos habló del poder que ésta tiene para que las cosas de la tierra sean como en el cielo.

Recordó que la oración es vital para los hijos de Dios, pues en su palabra Él lo señala: orad sin cesar. Dios nos ha dado la capacidad a los humanos de ser los que gobernamos en la tierra, y la oración es una licencia terrenal para una intervención divina.

Tenemos el privilegio de llevar a otros al conocimiento de Cristo Jesús, por lo que nuestro Padre no hará nada si no se lo permitimos. En su palabra, nos dijo que nosotros señoreábamos la tierra, por tanto necesitamos una vida de oración realmente eficaz para que Él haga las cosas, como señala en Mateo 18. 19.  Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.