Vivir en el Amor de Cristo

Este domingo, el Dr. Antonio Pérez Inclán, nos trajo una palabra que todo creyente necesita no sólo creer, sino hacerla una realidad en su vida, y es, el vivir una vida cristiana basada en el amor de Cristo y no en el esfuerzo humano; ya que si nuestro motivador no es el amor, nuestras obras y todo lo que hagamos o intentemos hacer para el Reino, están muertos. Cuando en nuestro entendimiento no está el amor, se vuelve pura religiosidad. Por eso, es necesario, pedirle al Espíritu Santo, una comprensión mayor del amor de Dios.
La única manera de poder lograr experimentar el amor de nuestro Padre, es a través de tener una relación personal e íntima con el Espíritu Santo, constante y continua. Pero es importante, nunca dejarnos vencer por la cotidianidad, sino verdaderamente amarlo de manera genuina, anhelándolo con todo nuestro corazón, cada día de nuestra vida.
El amor de Dios tiene que llenarte de tal modo, que tú mismo veas a los demás con compasión, pues este amor, te llevará a un nivel sobrenatural, donde podrás amar a otros cómo Cristo mismo nos amó.
No importa lo que pase en nuestras vidas, si tenemos la revelación del Amor de Dios, podremos ver nuestra vida fructificar.
Y cómo dijo Pablo:
“Cualquier cosa que hagan, háganla con amor.”  1 Corintios‬ ‭16:14‬ .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *