En modo pasión – Abraham Hernández


Este domingo, Abraham Hernández nos recordó que existe un tiempo de celebración que comienza en el momento en que dejamos que el Espíritu Santo dirija nuestras vidas, pero también hay un tiempo de jubileo y es cuando recibimos las buenas noticias de que todas nuestras cuentas han sido saldadas a través de la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Cuán grande es el amor del Padre para con nosotros, que soportó el hecho de ver a su único Hijo sufrir en una cruz para entregar su vida y que así pudiéramos ser salvos. Jesús fue valiente, nos rescató, no había otra manera y para Él no había una segunda opción; es por esa pasión que hoy podemos tener el poder del Espíritu Santo, el cual es capaz de traer convicciones poderosas a nuestro corazón.

Una convicción nace cuando se vive de manera intencional en lo que se cree.
¿Te has preguntado para ti cuál es tu motivación cada mañana? Jesús tuvo una, tú. Cuando nuestras motivaciones son las correctas, entenderemos el propósito de Dios para nuestras vidas y haremos todo para cumplirlo y por ende, no habrá nada que nos pueda detener para hacer avanzar el Reino en esta tierra, y a eso es para lo cual hemos sido llamados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *