Habilitado para prosperar – Pastor Arq. Gabriel Acero

Siguiendo con el tema de La Bendición, el Pastor Gabriel Acero nos equipa mediante esta conferencia para que vivamos bendecidos y seamos habilitados para prosperar en todo lo que hagamos. Escucha ésta y la conferencia de la semana pasada para que no te pierdas nada de lo que Dios tiene preparado especialmente para ti con esta serie.

Solamente una persona que está enamorada de nosotros puede dar su vida para rescatarnos y traernos al lugar donde Él está. Dios nos ama con amor eterno e insiste en bendecirnos aunque muchas veces insistimos en auto maldecirnos y en maldecir a los demás.

Todo lo que Dios ha creado es habilitado para que se reproduzca y sea grande a través de la bendición que sale de su boca:

Génesis 1.22. Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.

En la culminación de su creación Dios creó al hombre y lo bendijo para que tuviera dominio, autoridad y hubiera multiplicación, fuerza y producto en todo lo que hiciera.

Este es el poder de la bendición, siempre es una activación de multiplicación. 

La maldición trae estancamiento y ausencia de éxito.

Dios no es Padre de fracasados. Los hijos de Dios son personas de éxito, que es una actividad continua que produce tranquilidad y paz.

Los hijos de Dios siempre tienen que tener un sueño y una visión que se activan a través de la bendición.

Hoy es un día de triunfo, de éxito, de prosperidad, porque somos bendecidos.

Después de que el hombre cayó se metió en maldición. Ahora el hombre vive según lo que dice la tradición, el gobierno, la religiosidad, las opiniones del hombre donde unos dicen que una cosa está bien y otros que está mal.

Lo primero que Dios hace al empezar una relación con nosotros es bendecirnos. Así lo hizo con Abraham:

Génesis 12.2. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

La bendición de Abraham es ahora para tí, y debes reclamarla como lo hizo Jacob que no permitió ir al ángel hasta que lo bendijo.

La bendición que viene de Dios siempre es de grandeza, de prosperidad.

Dios te bendice y con ello te activa para que prosperes y todo lo que hagas te salga bien.Te habilita para prosperar.

Todo lo que se asocie a ti recibirá bendición por causa de la bendición que hay en ti.

Debes quitar la mentalidad de fracaso, porque Cristo se hizo maldición que merecías, para que tú no la llevarás más

Eres un bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales.

La bendición está cerca de ti, llena tu corazón de bendición y háblala con tu boca.

Nadie puede revocar la bendición de Dios sobre tu vida. ¡Eres inmaldecible!