Mi Carta de identidad Sesión 4 – Pilar Plata

Los hijos de Dios hemos nacido del amor. Al nacer de nuevo recibimos una nueva identidad y forma de vivir. Los hijos de Dios somos libres a través de la obra que él hizo en la cruz del calvario. Dios nos da dones para cumplir el propósito que tenemos en esta Tierra. Todos los hijos debemos servir para edificación del cuerpo. Todos pertenecemos a un cuerpo y lo que cada uno hace es importante. Somos fortalecidos en Él. La vida en El debe ser una vida íntegra. Debemos unirnos en un cuerpo para pelear por la situación en la que está el mundo ahora. Vivamos una vida Cristiana de verdad. Lo más importante que necesitamos es renovar nuestros pensamientos con la palabra.

Deja un comentario