Reflexionemos

Reflexionemos sobre nuestra conducta y seamos honestos y analicemos si acaso no hemos abusado de la bondad de Dios.

Deja un comentario