Dios es nuestro deleite

Cuando nuestro deleite está en Dios, nuestro ánimo, fe y esperanza se mantendrán intactos, sabiendo que el Señor mismo nos sacará en victoria y viviremos por encima de todos los efectos del coronavirus. 

Deja un comentario