Refuerza las fronteras alrededor de tu fe

Refuerza las fronteras alrededor de tu fe

Esta última frontera es la más importante de todas, y puede ser especialmente desafiada durante una crisis. Por eso, cuando Pedro negó a Jesús y se enfrentaría a más pruebas, Jesús le dijo a Pedro que oraba una simple oración por él: “que tu fe no te falte” (Lucas 22:32). De todas las fronteras que Jesús estaba más preocupado por fortificar, no fue la de la salud, las finanzas o las relaciones de Pedro que encabezaban la lista, sino su fe. ¿Cómo puedes fortalecer tu fe?

Mantente separado del mundo. No dejes que los medios, la televisión, los amigos o la familia te convenzan de que abandones lo que sabes que es verdad.
Mantén la Palabra de Dios en tus oídos todo el tiempo. Recuerda esto:
Nivel de Palabra bajo = Nivel de fe bajo = Resbalón.
Elige a tus amigos sabiamente. ¿Sabías que las personas que pasan tiempo con quienes toman malas decisiones tienen más probabilidades de tomar esas decisiones ellos mismos? Con quien pasas tiempo importa. El sabio camina con el sabio. Pasa tiempo con personas llenas de fe, y esto fortalecerá tu propia fe.
Alaba y adora a Dios todos los días. Cuando lo haces, fortaleces tu fe y liberas su presencia en cada situación de tu vida.

Puedes fortalecer las fronteras de tu vida, ¡incluso durante una crisis! No tienes que tolerar los ataques en ningún área de tu vida: Jesús vino a darte una vida abundante. ¡Todo lo que tienes que hacer es construir una fortaleza tan resistente que nada pueda penetrarla! -Keneth Coplenad

Deja un comentario