Cara a cara

Cara a cara

El Padre dice hoy, mis profundidades están llamando a tus profundidades el día de hoy. En la medida clamas, Yo te escucharé y mientras te escucho Yo actuaré y verás mi gloria. Yo te esconderé en la hendidura de la peña y pasaré delante de tí – Yo no te mostraré mi espalda como a Moisés en la antigüedad, pero Yo te mostraré mi rostro – Contemplarás mi rostro y serás cambiado. Yo estoy cambiándote y Yo estoy transformándote este día porque Yo soy tu Rey y tu Dios. Aplastarás a tus enemigos a causa de la luz cegadora de mi gloria en tu vida. Alabarás mi nombre para siempre, y te gloriarás en mí porque Yo nunca te dejaré y nunca te abandonaré. No hay fracaso en mí, dice el Padre, por tanto, no existe una deficiencia en ti. Rechaza la teología de la insuficiencia dice el Padre. Rechaza la cultura de desprecio y burla que surge a tu alrededor como espuma de vergüenza. Yo voy a hacer que estés de pie y me conozcas tal cual Yo soy y serás cambiado para siempre.

Yo estoy trabajando en este día. Yo estoy trabajando en tí y a través de tí para mostrar mi imagen y mi semejanza. Cuando otros te miren a los ojos verán mi amor y mi Espíritu mirando hacia ellos. Yo voy a revelar en tí a la novia te he llamado a ser. A  medida que clamas a mí el día de hoy, Yo te daré más. Yo voy a darte más de mi naturaleza y de mi fuerza para que puedas correr a mi lado y cubrir la tierra en juicio y verdad mientras Yo canto mi canción de guerra sobre las naciones de la tierra. Los hombres temblarán y besarán al Hijo. Vendrán temblando y sabrán que Yo los he amado y que he pagado el terrible precio del Calvario para que pudieran ser completa y finalmente libres del pecado, la muerte y la limitación mortal, dice el Padre.

-Russel Walden

Deja un comentario