Serás muy fructífero

Serás muy fructífero

El Padre dice hoy, no llores ni sientas pena por las pérdidas que has experimentado, porque son el grano desnudo de una cosecha mayor. Esa pérdida de trabajo, esa muerte prematura, esa ruptura en la relación es solo un pequeño grano que ha caído al suelo. Dámelo. No lo tomes como el robo del enemigo, sino como una inversión que espera un retorno siete veces mayor. Lo que ha caído al suelo no permanecerá solo, sino que dará mucho fruto a medida que me entregues el dolor y la frustración. Habrá baile, y habrá canto, dice Dios. La cosecha vendrá, y será JA JA JA en la cosecha y te regocijarás por la recuperación como Job, el doble por todo lo que fue tomado.

He aquí, dice Dios, ha llegado el día de la bendición sobre la bendición y el estímulo sobre el estímulo. Yo te estableceré y te daré una reputación de favor para quitar el reproche, porque serás fructífero, y nuevamente digo muy fructífero en el mismo terreno donde una vez te lamentaste sobre un campo quemado. Se acerca la visión y sí, visión sobre visión sobre visión, no de la oscuridad y la penumbra, sino de la mañana extendida en las montañas, de las cosas buenas por delante y sí, buenos días. La miel goteará y fluirá hacia abajo incluso desde el asta de la lanza de Jonathan, porque Yo he entregado a tus enemigos en tu mano y te he exaltado por encima de tus compañeros porque tú escoges, y escogiste humillarte ante mí.

-Russel Walden

Deja un comentario