De repente

De repente

El Padre dice hoy, tú eres poderoso en mi reino. Tal vez no sea así como te ves a tí mismo, y tal vez no sea así como te ven los demás, pero Yo he declarado el decreto, y esa es la lente a través de la cual Yo estoy actuando en tu vida. Yo estoy cambiando cosas y moviéndolas con respecto a la oferta y la actividad cotidiana que te rodea. Sostén todo sin aferrarte a ello. Debes estar dispuesto a dejarlo ir cuando sea necesario. No permitas que tu sensación de seguridad te obligue a aferrarte a aquello sobre lo que Yo he puesto mi mano. Este es el tiempo de limpieza de la casa. Los detrimentos y los obstáculos se están yendo, y la bendición y mi favor están por venir. Sí, esto implicará temblar, lo cual nunca es agradable, pero Yo quiero que pongas tu fe en el cambio que Yo estoy trayendo a pesar de que hay una parte desconocida. Conoce y acepta en tu corazón que Yo te estoy llamando. Yo te estoy guiando a un lugar de total dependencia de mí y no de tu capacidad comprendida de cómo estás acostumbrado a hacer las cosas.

Este es un momento de dejar ir. Dejando ir el pasado. Incluso dejar ir cosas que se remontan a la infancia que moldearon tus puntos de vista y tus ideas sobre quién eres y de lo que eres capaz. Yo te he llamado para que seas un hacedor. Tú eres llamado como José, quien fue el hacedor de todo lo que se hizo. Habla eso a tí mismo, a menudo. Di: “Soy un hacedor de todas esas cosas que se hacen …” No eres un simple observador, ¿verdad? Clamaste y declaraste: “¡Venga tu reino!” Mi reino no viene con la observación, y ahora es el momento de levantarse y hacer hazañas en mi nombre. Hay cosas que Yo quiero poner bajo tu mano que no han sido bendecidas en el pasado, pero ahora serás bendecido al tomar voluntariamente la responsabilidad de las cosas que te intimidaron en el pasado. Sé responsable. Di: “Mi culpa, Mi responsabilidad”. Di: “Seré responsable de eso”, y descubrirás que con la responsabilidad vienen los DE REPENTES de mi favor que ha estado esperando durante tanto tiempo para manifestarse en tu vida.

-Russel Walden

Deja un comentario