¡HEREDÉ LIBERTAD! | Ap. Sigryd Acuña

¡HEREDÉ LIBERTAD! | Ap. Sigryd Acuña

La redención fue un mandato de Dios a Jesús para rescatar a su pueblo, el cual consistía en el pago por nuestra libertad que Cristo debía hacer en la cruz y a costo de sangre.

No había nada ni nadie que pudiera hacerlo, solamente alguien sin mancha, ni culpa, y ese fue, nuestro Señor Jesucristo.

La redención no solo nos liberó de la culpa por nuestros pecados, sino también, de una separación eterna de Dios. 

Ahora, el conocimiento de tu posición, te llevará a vivir tu condición: una persona que se sabe hijo de Dios, rescatado, libre del pecado y la muerte eterna.

Deja un comentario