Que tu boca ore

Que tu boca ore

El Padre dice hoy, resiste al diablo y huirá de ti. Nunca desperdicies tus energías luchando contra las condiciones naturales en lugar de abordar sus causas espirituales. No puedes resolver el problema en el nivel del problema; debes ascender y ver las cosas desde mi perspectiva. Cuando la demora se prolongue, deja que tu boca ore. No hay demora en mi carácter, porque hoy es el día de salvación. ¿Puedes tomar un ahora por respuesta? Cuando las contradicciones a mis promesas persistan en tu situación, toma la espada de mi palabra en tu boca y declara contra la higuera estéril de tu circunstancia y se quitará. Cuando tengas lucha y presión en la tierra, comprende que la guerra está en el cielo, y por tus palabras y oraciones llenas de fe, entras en esa batalla, y vencerás y conquistarás, dice el Padre.

Las nubes de confusión ahora se están disipando. La oscuridad se está disipando y tus ojos ahora ven precisamente con lo que están lidiando. Niégate a luchar con carne y hueso y a luchar contra la gente. Son la manifestación de su propia falta de discernimiento. Son cautivos: van tras el carcelero que los tiene en la prisión de sus propios resentimientos y juicios. Permanece en el lugar de amar incondicionalmente y guerrear incesantemente en el Espíritu hasta que la situación cambie. El enemigo puede tomar ventaja como príncipe de la potestad del aire, pero tú estás combatiendo por la fuerza del Príncipe que se sienta en el Trono a mi diestra. No serás derrotado. Saldrás victorioso, e incluso aquéllos, tus enemigos, estarán en paz contigo, porque Yo trabajaré en tu nombre para lograr el resultado positivo que necesitas.

Deja un comentario