SENTADO A LA DIESTRA DE MI PADRE

SENTADO A LA DIESTRA DE MI PADRE

El Padre dice hoy, saber quién eres en Cristo es mucho más crítico que cualquier otra cosa en la que puedas concentrarte. Tú eres el redimido. Eres el hijo legítimo de un Padre amoroso. Eres uno comprado al precio del Calvario. Estás sentado, muy por encima de todo principado o potestad. Cuando te mires en el espejo, haz la declaración: “Estoy sentado a la diestra de mi Padre”. No eres un gusano que se arrastra entre las cenizas de tu culpa e indignidad. Hoy Yo te digo que estás limpio; estás perdonado. Aquellos que ponen su mente y su boca en las cosas de las que Yo te he lavado con mi sangre son agentes del noveno círculo del infierno, y su recompensa no dormirá. Nunca pongas tu mente en lo que “ellos” dicen porque sus palabras no te afectarán; sólo se sentenciarán a sí mismos a vivir las palabras que han dicho en contra de la unción.

Dispónte a mirarte en el espejo con brutal honestidad. Enfréntate a aquellas cosas que te han estado ocultas pero que son evidentes para todos los que te conocen. Sal de la mala dirección y la presunción. Acepta la enormidad de tu potencial. No hay nada limitado o disminuido en ti a mis ojos. Cuando Yo presenté el plano de tu destino, había equipos de ingenieros ángeles que trabajaban horas extra para modelar y formar la plenitud de mi gloria fluyendo hacia ti y desde ti hacia las naciones. No hay nada de qué sentirse frustrado. Solo hazlo. Acepta que mi reino se activa por movimiento y por voz. Disciplina las palabras que salen de tu boca y sal con valentía, poniendo tus manos en el pequeño comienzo, y antes de que te des cuenta se manifestará un cuadro de mi gloria, remodelando tu destino y lanzándote a la plenitud de todo lo que Yo tengo para ti. RW

Deja un comentario