MI PALABRA ES TU ANCLA

MI PALABRA ES TU ANCLA

El Padre dice hoy, las expectativas ancladas en mi promesa nunca se pierden. ¿Qué fue lo último que Yo te dije? En las páginas de mi palabra donde está el pasaje que aborda tu situación. No hay una palabra de mi promesa que sea de interpretación privada. Por lo tanto, cualquier cosa que Yo le haya dicho a alguien en cualquier lugar puede ser asimilada y aplicada con seguridad a tu necesidad, tu situación y tu circunstancia. Créeme. Déjame tomarlo desde aquí. No mires a la mano derecha ni a la izquierda, porque las circunstancias, condiciones y resultados alternativos no entran en esto que Yo te he prometido. Se prudente con tu corazón y continúa apoyándote en mí en todas sus esperanzas y deseos.

Conoce esto, dice Dios, que mi palabra es tu ancla, y mi Espíritu es tu vela. Las olas y las olas más allá son el país por descubrir de tu futuro, muy fluido y sujeto a cambios. Crees que Yo escribo en piedra, pero no, escribo en arena. Las cosas cambian y la gente cambia, y mi voluntad para ti cambia de acuerdo con estas variables, pero el resultado es inquebrantable. Lo que Yo dije que haré y lo que prometí será tu porción siempre que resuelvas no optar por salir de mi proceso, mi proceso ungido. No se verá como pensabas, y Yo no voy a llevarte allí por un camino que puedas adivinar. Solo sigue confiando y aferrándote a mi naturaleza inmutable mientras Yo te llevo a través de una temporada de cambios continuos. RW

Deja un comentario