NOS AMASTE PRIMERO

Tú nos amaste primero, desde antes de la fundación del mundo, nos diste abundante gracia y misericordia, aun sin merecerlo. Nos diste vida cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados. Ablanda nuestro corazón para recibir este gran amor y  a darlo a nuestro prójimo.

Comentarios Facebook