ERES LA FAMILIA DE DIOS

Cuando conoces que eres un hijo amado, miembro de la familia de Dios, nunca vas a ser movido, vas a ser arraigado y asegurado en Él. Oramos para que podamos vernos como hijos amados, no importando los problemas que estemos enfrentando. Somos fortalecidos con poder en nuestro hombre interior por su amor, por su palabra y por su verdad.

Comentarios Facebook