LAS PRUEBAS DE LA FE.

Santiago 1. 2-4. Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho 3 porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. NTV.

Una prueba es por definición un examen al que se somete a alguien, en nuestro caso es un examen práctico. La finalidad de los exámenes es demostrar nuestros conocimientos, aptitudes y experiencias para resolver situaciones difíciles. En las empresas, tanto los ejecutivos como los productos pasan regularmente por “controles de calidad”. En nuestro caso como hijos de Dios, es nuestra fe la que se pone a prueba, frente a problemas y circunstancias diversas.

¡Toma las pruebas con alegría! nos dice el Señor, ya que son la oportunidad para desarrollar paciencia y constancia. Los hijos de Dios solucionamos y vencemos conflictos espirituales trascendentes, porque llevamos la luz de Cristo a donde abundan las tinieblas del mundo caído en que vivimos.

1 Pedro 1. 7. para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

Padre, hoy lo entiendo mejor, las pruebas demuestran que mi fe es auténtica, que aun siendo probada con fuego, está siendo purificada como el oro. Que tu Espíritu Santo me ayude a permanecer firme en la fe en cualquier circunstancia, pues traerá alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo sea manifestado por el mundo. En Jesús tengo paz y aunque en el mundo tenga aflicción, yo confío, porque Él ha vencido al mundo. Permanezco firme ante cualquier dificultad, lo que hará la diferencia entre la victoria y la derrota. Soy más que vencedor en Cristo Jesús, amén.

Comentarios Facebook