VICTORIA SOBRE EL MUNDO

Los hijos de Dios tenemos cuatro enemigos claramente definidos: La carne (nuestra vieja naturaleza pecadora, heredada de Adán), el mundo, satanás y la muerte. A todos ellos Jesucristo ya los venció. Estos enemigos han sido derrotados, pero aún no han sido destruídos, por lo cual tenemos que hacer valer el triunfo del Señor sobre cada uno de ellos, cuando vengan a tentarnos, seducirnos o atacarnos. En esta y en la próxima sesión, hablaremos especialmente del “mundo”.

1 Juan 5. 4-5. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

El MUNDO es un sistema organizado por el reino de las tinieblas, cuya tarea es
establecer el gobierno del anticristo en todos los individuos y ámbitos de la sociedad. Como dice la Palabra, el mundo entero… la política, la economía, la educación, el entretenimiento, la ciencia, el arte, los negocios y muchas de las religiones y sectas; están bajo el poder engañoso de satanás.

Padre, gracias por tu precioso Espíritu Santo, quien me gu{ia a la verdad cada día. Estaba ciego, preso de los engaños y los deseos de este mundo hostil, pero me abriste los ojos y ahora puedo ver la verdad. Desde hoy me mantendré buscándote cada día, leeré y meditaré tu palabra, para reconocer lo que proviene de ti y los engaños del enemigo de mi alma. Gracias por la libertad en Cristo Jesús, amén.

Comentarios Facebook